miércoles, octubre 15

ensolodiezminutos

llovía, quiero decir, de nuevo llovía. era una lluvía fina, transparente, casi imperceptible pero que me llegaba hasta las entrañas a medida que caminaba, otra noche más, hacia tu casa apenas iluminada por las farolas mal repartidas de mi calle. Siempre he pensado eso, siempre he pensado que la poca luz no favorecía el ambiente a muerte. pero nunca, nunca te lo dije.

llovía, quiero decir, de nuevo volvía a llover.

1 comentarios:

Anonymous le petit chiot ha dicho...

lluvia fina, transparente, como el hilo que me sujeta a ti, un hilo como de pescar, fino, transparente, que recorre cada centimetro de mi cuerpo y sale desde mi pecho hasta llegar a tus deseos, finos, transparentes, o al menos lo son para mi, que no recuerdo, que no los veo, y es que no se si son las farolas mal repartidas de mi calle las que me robaron la mirada que tanto te gustaba.

Pero lo cierto es que decidi ahogarme con ese hilo fino, transparente, porque llovia, o mejor dicho, porque volvia a llover.

noviembre 23, 2008 6:37 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal