miércoles, noviembre 26

serluminoso

tu lluvia, hilo fino y transparente, a veces me ata, me enreda, me convierte en esclavo de ti. me obliga, con lujuriosas cadenas, a introducirla en mi boca, sedienta de blanco y de negro; y sacarla de forma dramática, rozando la locura, a través de mis ojos redondos que añoran observar el concepto de luz propia.

1 comentarios:

Anonymous le petit chiot ha dicho...

Luz propia, sí, luz propia he dicho joder, como un destello fuerte y cegador que nace desde mi pecho al compás de mis latidos, sí, siéntelo te ordeno, siéntelo muy cerca, alumbrando tu cara escondida entre el oscuro follaje de la Patagonia.

Como un animal salvaje, oculto entre la maleza te escondes. Cobarde. Y yo, con paso firme y sin mirar abajo camino, yo alumbro la oscuridad con mi vida, ¿me oyes?, con mis pulsos, con mis latidos, voy cual criatura celestial, desnudando el espíritu de los seres que encuentro a mi paso.

Poderoso furtivo me autoproclamo.

noviembre 26, 2008 11:05 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal