lunes, noviembre 22

ochos

suenan golpes que en un plano alternativo guiaban el camino hasta el escándalo más inocente.
suenan golpes cada vez más lejanos que llegan sólo hasta mitad del recorrido.
suenan ecos y yo, yo estoy perdido.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal